Sin comentarios aún

Elementos nativos

Todo mineral tiene una estructura química compuesta por átomos. Cuando la unión entre átomos es del mismo elemento se habla de elementos nativos. En la naturaleza encuentran alrededor de 30 elementos nativos. Dentro de este grupo encontramos metales, semimetales y no metales. Muy pocos de ellos se encuentran en la corteza terrestre y el manto.

Los metales, como el hierro (Fe) o el cobre (Cu), así corno sus aleaciones, son buenos conductores del calor y la electricidad, son opacos, maleables y flexibles. Su brillo es intenso y metálico. El Fe y el Cu sufren oxidaciones con gran facilidad, dando lugar a otros minerales como el hematites y la cuprita. Ambos son de especial importancia en la industria por sus numerosas aplicaciones y de sus aleaciones.

Otros metales, como la plata (Ag) o el oro (Au), son considerados preciosos por su ductilidad y brillo excepcionales. La plata se presenta en agregados dendríticos y arborescentes, en placas, láminas o masivamente. El oro, se genera en filones hidrotermales. Las formas del Au son similares a las de la Ag, y en algunos casos, se dan figuras triangulares en deformes cristales octaédricos. Sus principales yacimientos son de origen aluvial, acumulándose con otros metales pesados y originando pepitas de oro.

Otros metales nativos son el mercurio (Hg), el bismuto (Bi) o el uranio (U), siendo éste radiactivo. El Hg puede encontrarse en ocasiones en estado líquido, aunque su forma más común es el cinabrio.

Pertenecientes al grupo de los no metales se pueden destacar los casos del azufre (S), el selenio (Se) y el carbono (C). El S nativo se forma en surtidores hidrotermales, es muy  inestable, quemándose al contacto con el aire en forma do SO², siendo reconocible por su olor. Sus crsítales son amarillos y de gran tamaño. El C puede aparecer en forma de grafito, que es su configuración más estable en la corteza. Su forma es laminar y de exfoliación paralela. El diamante se forma a más de 150 Km de profundidad y es arrastrado por magmas de rápido ascenso. Es el material más duro que existe y su valor comercial es
muy elevado. También se utilizan para uso industrial

En el grupo de metaloides o semimetales encontramos el teluro (Te) y el arsénico (As). Son metales tóxicos que se emplean tanto en aleaciones como en las industrias químicas o en la farmacéutica.

Publicar un comentario